La experiencia del candidato se ha convertido en un elemento crucial en el proceso de reclutamiento de las empresas, dada su capacidad para incidir tanto en la percepción de la marca empleadora como en la capacidad de atraer talento de calidad.

Por lo que desde PrideCom te explicamos en profundidad qué es la candidate experience y cómo mejorarla para conseguir un proceso de selección que beneficie tanto a candidatos como a empresas.

¿Qué es la Candidate Experience?

La experiencia del candidato, o candidate experience, engloba todas las interacciones y percepciones que un individuo experimenta durante su proceso de selección en una empresa.

Esta comienza con el primer contacto, independientemente de que se produzca a través de un anuncio de trabajo o vía comunicación directa, y se extiende hasta el momento final en el que se comunica la integración a la empresa o su no incorporación.

Cada punto de contacto que se produce a lo largo del proceso, desde la facilidad con la que se inscribe a la oferta hasta la comunicación durante la espera de que se tomen decisiones, juega un papel crucial en la construcción de la percepción del candidato sobre la organización.

Y es que, como ponen de manifiesto diferentes estudios al respecto, esta serie de experiencias, además de definir la visión del individuo sobre la empresa, influye en su decisión de aceptar una oferta y su disposición a recomendar la empresa a otros.

Cómo mejorar la candidate experience

La importancia de la candidate experience

Como acabamos de ver, una experiencia positiva durante el proceso de selección no solo incrementa las posibilidades de que los candidatos acepten una oferta de trabajo, sino que también contribuye a la construcción de una imagen de marca fuerte y positiva.

De igual forma que los candidatos satisfechos son propensos a compartir sus experiencias positivas, actuando como embajadores de la marca y atrayendo a futuros talentos, las experiencias negativas dañan la reputación de la empresa y disuaden a potenciales candidatos de aplicar en el futuro.

De ahí que, en un mercado laboral donde los mejores candidatos tienen opción de elegir dónde desarrollar su carrera, la candidate experience haya pasado de ser percibida como un complemento, a verse como una necesidad estratégica para destacar y captar talento.

Cómo evaluar la experiencia actual de tus candidatos

El primer paso para optimizar la experiencia de tus candidatos pasa por evaluar de manera precisa cómo perciben actualmente el proceso de selección en tu empresa. Y es que solo mediante un análisis profundo es posible identificar áreas de mejora y diseñar estrategias efectivas que potencien la satisfacción del candidato.

Una buena forma de recopilar esta información es mediante la creación de encuestas de satisfacción enviadas después de cada etapa del proceso de selección, tanto a los candidatos que han sido seleccionados como a los que no.

Estas encuestas deben ser, a la vez, breves y exhaustivas, y abordar aspectos clave como la claridad de la información proporcionada, la eficiencia del proceso, la calidad de la interacción con los reclutadores y la percepción general de la empresa.

No olvides realizar encuestas de clima para generar impacto en tu organización.

Además de las encuestas, el análisis de datos internos también puede ofrecer insights valiosos. Por ejemplo, medir el tiempo promedio de cada etapa del proceso de selección o la tasa de respuesta a las ofertas de trabajo puede ayudar a conocer la eficiencia y el atractivo de tus métodos de reclutamiento.

Otra herramienta importante es el monitoreo de las menciones y comentarios sobre la empresa que aparecen en redes sociales y plataformas de empleo donde los candidatos suelen compartir sus experiencias, lo que proporciona una perspectiva honesta y sin filtros sobre cómo se percibe la experiencia de los candidatos a incorporarse en tu organización.

Al analizar toda esta información es crucial tratar de identificar patrones o tendencias que indiquen puntos de fricción o áreas de excelencia.

Recuerda que el objetivo de esta evaluación es comprender mejor las expectativas y necesidades de los candidatos para poder implementar mejoras que enriquezcan significativamente la candidate experience.

Estrategias para mejorar la candidate experience paso a paso

Para estar en condiciones de transformar la experiencia de tus candidatos en algo positivo y memorable, es fundamental adoptar un enfoque estructurado y estratégico.

Para ello es necesario seguir una serie de recomendaciones destinadas a optimizar cada aspecto del proceso de selección y mejorar así la percepción general de tu empresa como marca empleadora o employer branding.

Te puede interesar nuestro blog: 7 tendencias de employer branding que te sorprenderán.

Optimización del proceso de solicitud

El proceso de solicitud es, a menudo, el primer punto de contacto entre el candidato y la empresa. Siendo clave que este proceso sea lo más sencillo y claro posible. Actualmente, una gran cantidad de empresas realizar social recruiting a través de sus redes sociales corporativas, siendo un aspecto muy llamativo para los candidatos, al ser procesos muy sencillos.

Elimina obstáculos innecesarios y asegúrate de que el formulario de solicitud sea fácil de entender y completar. No menos importante es proporcionar instrucciones claras y, si se trata de un proceso de solicitud online, asegurarse de que el sistema sea compatible con diversos dispositivos para facilitar el acceso de todos los candidatos.

Comunicación efectiva y transparente

Una comunicación clara, regular y honesta es esencial para mantener a los candidatos informados y comprometidos con el proceso.

Ofrece la máxima información sobre el proceso desde el inicio, detallando los plazos y los pasos que seguirán a cada una de las etapas. Utiliza un tono amable y profesional en todas las comunicaciones, y asegúrate de que los candidatos sepan que pueden contactarte si tienen preguntas o necesitan más información.

Comunicación efectiva en la candidate experience

Entrevistas constructivas y humanizadas

Las entrevistas se presentan como una oportunidad crucial para que ambas partes se conozcan mejor.

Más allá de evaluar las habilidades y la experiencia del candidato, la entrevista debe permitirle vislumbrar la cultura y los valores de la empresa.

Fomenta, por tanto, un ambiente de diálogo donde el candidato se sienta cómodo para expresarse y hacer preguntas, y donde los entrevistadores muestren un verdadero interés en sus respuestas y bienestar.

Feedback constructivo y oportuno

El feedback de la empresa es otro componente vital de la candidate experience, ya que brinda una retroalimentación constructiva a los candidatos después de las entrevistas, incluso si no son seleccionados.

Este no solo mejora su percepción de la empresa, sino que les aporta un valor añadido que puede resultarles de gran ayuda en su desarrollo profesional futuro.

Mejora continua basada en feedback

Utiliza el feedback recibido de los candidatos para identificar áreas de mejora y ajustar tu proceso de selección.

Analizar regularmente la efectividad de los cambios implementados y buscar nuevas formas de enriquecer la experiencia de los candidatos te ayudará a mejorar la manera en la que estos perciben tu empresa.

Además, fortalecerá tu marca empleadora y contribuirá a la consecución de objetivos corporativos a largo plazo, atrayendo y reteniendo al mejor talento disponible.

Si quieres mejorar tu candidate experience o experiencia del candidato, descubre nuestra agencia de employer branding. Descubre cómo te podemos ayudar, ¡Contacta con nosotros!

Post by PrideCom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *